Se ha producido un error en este gadget.

Causas de la pérdida de audición

Una de las principales causas de pérdida de audición es el envejecimiento.Tarde o temprano todos perderemos la capacidad de audición. La pérdida de audición es una consecuencia natural del envejecimiento. La capacidad de audición empeora a partir de los 30-40 años y al alcanzar los 80, más de la mitad de las personas sufren una pérdida de audición significativa. A pesar de ello, más de la mitad de las personas con deficiencias de audición están en edad laboral.
Otra causa muy común de la pérdida de audición es la exposición al ruido.
Vivimos en un mundo ruidoso. El ruido puede proceder de nuestro propio trabajo o por una exposición voluntaria al mismo, como motores ruidosos o una música muy alta en conciertos, locales nocturnos, discotecas y equipos de música con o sin auriculares. Además, el uso cada vez más común de los reproductores de CD portátiles y reproductores MP3 puede causar daños auditivos. Estos aparatos pueden llegar a producir niveles de sonido muy elevados, y el usuario pone en peligro su audición al exponerse a un nivel de decibelios excesivamente alto.
La pérdida de audición también puede deberse a una enfermedad, infección o consumo de drogas. Puede ser heredada o ser el resultado de daños físicos en los oídos o lesiones graves en la cabeza.
La pérdida de audición puede ser conductiva o neurosensorial. Algunas personas sufren de ambos tipos, lo cual se conoce como pérdida de audición mixta.

Los fumadores del sector siderúrgico en peligro




La combinación del ruido y el fumar excesivamente duplica el riesgo de padecer pérdida de audición, según indica un exhaustivo estudio en el participaron 4.624 trabajadores de la industria siderúrgica, en Japón. El riesgo de sufrir una pérdida auditiva era de un 156 por ciento más entre los fumadores que trabajan bajo condiciones ruidosas en una fundición, que entre otros empleados. El ruido, por sí sólo, aumenta el peligro en un 77 por ciento, mientras que el fumar lo aumenta en un 55 por ciento.
El ruido es la causa más común de la pérdida de audición, pero si se combina con el tabaco, el riesgo de padecer una pérdida auditiva de altas frecuencias aumenta sustancialmente, según un estudio publicado en enero de 2003 en la revista de medicina Occupational & Environmental Medicine. En el estudio se recogía información tanto de los hábitos de fumar, como del estado de la capacidad auditiva de los trabajadores de la fundición registrados durante los chequeos médicos obligatorios, documentando también los niveles de ruido en diferentes zonas de la empresa.

Desde hace algún tiempo, el tabaco se considera una posible causa de la pérdida de audición, y los resultados de este estudio indican que el tabaco puede ser el causante de la pérdida de audición de altas frecuencias. Esto coincide con los resultados de otros estudios recientes. El tabaco hace que falte oxígeno en la sangre debido a la presencia de monóxido de carbono, así, fumar impide que se suministre suficiente oxígeno a la cóclea del oído interno, impidiendo su buen funcionamiento.

Fuente: Occupational & Environmental Medicine 2003; 60(1): 56-9 & Public Health 2001; 115(3): 192-6.
http://spanish.hear-it.org/page.dsp?page=2780


0 comentarios:

Se ha producido un error en este gadget.